31 ago. 2013

Adóptame: Cuatro bebés gatunos

¡Hola de nuevo! ¿Qué tal, os gustan las entradas que subimos últimamente?
Bueno, pues hoy os traemos una entrada que acompañará a la nueva categoría que estamos comenzando, se llama: Adóptame.
En esta nueva categoría subiremos casos de adopciones de gatitos, así podréis adoptar uno si queréis o al menos podéis ayudarnos a difundir estos casos, seguro que aún queda gente de buen corazón que le gustaría hacerse cargo de un precioso gatito.
Bueno, ¿Qué tal si empezamos a hablaros del primer caso?
Su historia:
(Vivimos en un pueblo) y de repente oímos unos maullidos de cachorros desde el jardín, y provenían de la calle, como ya supondréis fuimos a ver que pasaba. Para nuestra sorpresa en un trozo de prado, en la esquina, entre hierbas secas y altas se oían los fuertes maullidos, entonces, apareció una pareja, el chico llevaba en los brazos un cachorro adorable de gato rubio, (para que nos entendamos, naranja) con el que se iba a quedar, pero había 4 más.
Y conversamos de temas como por ejemplo, ¿Quién podría ser la madre? ¿Cuánto hace que los visteis?...
Un señor anciano sacó una bolsa y con un palo se acercó y empezó a quejarse, (en el pueblo mucha gente mata a los gatos recién nacidos...) y justo cuando iba a darles con el palo el marido de la Fotógrafa se puso en medio, y de inmediato cogió a los cuatro y caminó hacia nosotras, cada una cogimos uno y tras hablar con ellos decidimos que si los dejábamos el señor los mataría y aunque no estuviese él, por ahí andan perros y, en fin...
Nos los llevamos a casa y no pensamos nada más que en mantenerlos con vida, y en ese momento no había tiempo de pensar en otra cosa.
Lo primero de lo que nos dimos cuenta era de que uno de los cuatro, el blanco, era el más débil, estaba frío y muy encogido, a punto de morir, en ese momento, a todos nos salió el instinto:
¡Sobrevive gatito!
Y todos nos pusimos en marcha, el marido de la fotógrafa y yo los examinamos y los metimos en un a caja, pero era demasiado pequeña y el más aventurero se estaba saliendo de ella, entonces mi hermana trajo una caja mayor con mantas, y se puso a preparar un biberón para los cachorros, mientras nuestro padre se puso a llenar una bolsa de agua caliente para ponérsela a los cachorros junto a más mantas, en definitiva, todos nos pusimos en marcha, cuando ya estaban listos nos pusimos a darles el biberón, que al principio costó pero ahora lo toman como locos agarrándolo y todo... Y el blanco dudábamos que sobreviviera pero lo calentamos, le dimos el biberón y gracias a Dios sobrevivió, está mucho mejor.

Aquí os ponemos fotos de los cuatro.



Romer: Aventurero travieso y encantador, es un quejica cuando tiene hambre pero se le coge cariño rápido.
Berlioz: Encantador, mimoso y tranquilo, aunque no sea el más relajado una siesta nunca le viene mal.
Toulouse: Chillón, maulla más alto que nadie pero también nos encanta que ronronea como un motor, super alto, cuando está feliz, también es mimoso.
Terry: Yo le llamo mi terroncito de azúcar, o también, mi pastelito glaseado, él es el más tranquilo, duerme bastante pero también ronronea cuando está feliz y es adorable.
Los cuatro son machos.

¿No te gustaría tener a estas ricuras contigo? O al menos, ¿uno de ellos?
Difunde el caso sí tú no puedes ocuparte de ellos, nosotros tampoco podemos, deja un mensaje si quieres contactar con nosotros.



Ayúdales, no cuesta tanto...

29 ago. 2013

Yan, oh Yan

Yan... Ese pequeño que se metió en nuestras vidas tan rápido como un extraterrestre puede aterrizar en nuestro jardín y lo peor de todo es que él nos ha enamorado a todos y a cada uno de nosotros... Por eso aunque no haya pasado tanto tiempo vamos a recopilar unas cuantas fotos de cuando era muy muy pequeño, y cuando lo veías tan solo era una bola de pelo gris que enamoraba con sus ojos azules verdosos.












Oh, Yan, criatura odiosa por ser tan hermosa - Proverbio del blog.

¿Os gustó?
Muy pronto más cosas tiernas, adorables y graciosas.

Fotos gatunas graciosas

¡Hola! Ahora queríamos enseñaros unas cuantas fotos hechas obviamente por ''la fotógrafa del blog'' que están para sacar unas risas. Esperamos que os gusten estas fotos sacadas en los mejores momentos de nuestros amigos gatunos.

(Todas son nuestras)


Isis parece encantadora... Hasta que... ¡La pillas sacándote la lengua!, es una malota... 


     Yan ha sido pillado en uno de sus saltos mortales luchando en una batalla contra un peligroso ratón gris con orejitas rosas.


 ¡Hemos pillado dos cosas a la vez en una misma foto!
La primera es, la pareja de amigos peludos jugando con caras locas y, 
la segunda es que Isis en esos momentos tenía al parecer su propia forma de echarse en la camita.
(Los gatos se suelen meter dentro).


Yan desde pequeño ha sido un gran espía.


Yan dejando un regalito para vosotros, nadie puede decir que no es encantador...



Yan observando su nuevo transporte, ¿Qué gato no ha dado una vuelta en plátano?


Yan es una flor silvestre del jardín.


Esta foto no es la más adecuada para partirse de risa pero os la ponemos para finalizar esta entrada con las dos caras guapas de las fotos anteriores. Isis y Yan os mandan muchos ronroneos y se alegran de que os gusten sus fotos. Nosotras también os deseamos que lo hayáis pasado genial.
¡Hasta la próxima!

18 ago. 2013

Isis en la nieve

 Isis disfrutando del frío

Seguramente cuando vio Isis la nieve con nosotros no era
 su primera vez pero lo que si está claro es que lo disfrutó...


Eso sí, de los mimos no se libraba.


Nosotros creemos que la nieve le gusta bastante, o al menos eso aparenta.


Aún así seguía siendo igual de curiosa y atenta a cualquier cosa.


Eso sí, no deja de posar para las cámaras ni loca. 

¿Os gusto este conjunto de fotos de Isis en la nieve?
Pronto veréis más, seguramente de Yan, que ese no se despega de las cámaras tampoco ni un momento.
De parte de Isis os mandamos un ronroneo cariñoso y mordisquitos de amor.

9 ago. 2013

[Nueva sección] Consejos Felinos: La llegada del cachorro a casa

La llegada del cachorro a casa.

Nota: Bienvenidos a nuestra nueva sección que se llama ''Consejos Felinos'', aquí podréis encontrar toda la información necesaria de datos importantes sobre sus cuidados, comportamiento, cuando son cachorros o viejos, y consejos para mejorar y alargar la vida de vuestros gatos, incluso algunos son vitales.

Yan el día que llegó a casita ^^

¡Hola! Como ya acabamos las presentaciones vamos a empezar con la primera entrada de la sección ''Consejos Felinos''.
     Hoy vamos a hablar de la llegada de un nuevo integrante a nuestro hogar, en este caso un cachorro (de gato obviamente).

      1. ¿Dónde consigo un hijo peludo? Cuando queremos un integrante felino en nuestra familia es importante saber donde conseguirlo y eso es uno de los mayores errores que suele cometer la gente.
Muchas personas van a la primera tienda que encuentran y compran el gato más adorable que ven, pero eso es lo peor que se puede hacer, los gatos que están en las tiendas están todo el día en una caja de cristal a una temperatura alta ya que están bajo los focos para que la gente los vea bien, y muchos vienen de otros países, con enfermedades, sin las vacunas... Y sí, es cierto que si lo compras lo libras de esa prisión en la que está pero lo único que conseguirás es que cojan más animales para meterlos ahí como estaba el que tu compraste, así que lo más apropiado es adoptarlos en albergues o protectoras de gatos, porque esas están llenas de gatos, cachorros, adultos y viejos... Y en la calle hay muchos más, lo que más sobran ahora mismo son gatos callejeros.
Así que ya sabes donde puedes encontrar a tu gatito con chip, vacunas y de todo...
Ahora que ya sabes como conseguir tu hijo peludo ya puedes ir a por él con máxima tranquilidad, pero acuérdate de que un animal no es un peluche y debes ser muy responsable a la hora de hacerte cargo de su vida. (Otra ventaja de adoptar un gatito es que la gente de la protectora te explica como es su carácter y comportamiento e incluso si tiene enfermedades.)

Foto de internet

2. ¿Qué edad debe tener un cachorro para adoptarlo? Otro error visible es que la gente coge los cachorros pensando en que cuanto más pequeños mejor, y no es así...
Los gatitos deben pasar de pequeños cierto tiempo con la madre porque aparte de que necesitan X tiempo para alimentarse de la leche materna, la madre es la que los cuida y los educa, y junto con sus hermanos es la época en la que aprende que no se puede morder todo lo que ve...
Entonces la mejor edad para adoptar un cachorro es a partir de los 2 meses y medio o 3, ya que es cuando puede empezar a comer comida sólida.
(Asegúrate de que tu gatito recién adoptado tiene un chip de identificación y todas las vacunas, sí no lo tiene consulta a tu veterinario para que se los ponga.)

Foto de internet

3. ¿Qué hago ahora? Ahora que ya tienes tu cachorro por así decir en tu poder lo más apropiado es llevarle en un transportín.
 Una cosa muy importante de la adopción del gatito es cuando llega a su nuevo hogar, el gato cuando llega a tu casa al principio será normal que tenga un poco de miedo y se sienta inseguro ya que es un terreno nuevo e inexplorado... Lo que debes hacer es escoger una habitación tranquila para meterlo ahí los primeros días, para que así coja confianza y sepa que esa habitación es segura para él, cuando le dejes salir al cabo de unos días, cuando empiece a explorar la casa si en algún momento se siente inseguro o tiene miedo al menos tendrá esa habitación para ir a ella y sentirse seguro (cuando le dejes salir déjale y no le molestes mientras que el investiga el terreno no te apegues a él para que esté solo y tranquilo mientras se acostumbra). A la hora de colocar sus objetos en casa se suele cometer un error común, que es poner todos los objetos del gato en un mismo sitio, y eso no está nada bien porque los gatos son muy limpios y no les gusta dormir donde comen y comer donde hacen sus necesidades... Bueno, eso creo que a nadie le gustaría... Lo más apropiado es poner el arenero en un sitio tranquilo y relajado como el baño, en el que no suela haber mucha gente siempre junta y haciendo ruido porque quieren hacer sus necesidades en un sitio tranquilo. En cambio el rascador lo puedes poner en un sitio de ocio y animado donde sus dueños pasen la mayoría del tiempo porque él también lo pasará ahí como puede ser el salón, el comedero con ponerlo en la cocina sirve, con tal de no estar muy muy cerca del arenero y demás... 
Y así al cabo de un tiempo tu gato se acostumbrará a su nuevo hogar.

Foto de internet

(Recuerda que tu gatito a la edad adecuada debe tener todas sus vacunas para prevenir enfermedades y déjale siempre comida y agua)
Perfecto, ahora ya sabes lo más básico para poder criar adecuadamente a tu gatito.
Te mando un ronroneo de parte de los 3 reyes de la casa (Yan, Isis y Minou).

Foto de internet

7 ago. 2013

Me llamo Minou :3

 
 ¡Hola! ¿Os gustaron las historias de Yan y de Isis? Bueno, ahora os traemos otra un poco más larga pero igual de interesante, esta vez es la historia de una gata preciosa llamada Minou...

¡Purrrrrrrrr! Yo era una gata joven pero no cachorrita, hubo una temporada en la que no encontraba comida por ninguna parte... Estaba desesperada y decidí entrar en una casa para probar suerte y conseguir algo con lo que llenar mi barriga, cuando me vieron me dieron una deliciosa lata de sardinas, tenía el estómago tan vacío que no lo pensé dos veces e incluso me deje acariciar con tal de comer algo, gracias a nuestro Dios gatuno no me hicieron nada, solamente me acariciaron un poco y comí todo lo que pude, después de estar satisfecha me fui de aquel lugar e intente cazar para no tener que volver a correr peligro, aún no entiendo como, intentando saltar por encima me caí en un bidón lleno de aceite de coche, me empape hasta las puntas de las orejas, tragué un poco y casi me ahogo, pero conseguí salir de esa trampa mortal aún con vida, la piel me resquemaba, y tragarme esa porquería fue horrible, parecía de todo menos un gato, el pelo se me iba cayendo porque ese aceite me estaba quemando el pelo y la piel, por dentro me estaba intoxicando... Eran dolores indescriptibles, pasó un tiempo y volví a las antiguas condiciones... Me moría de hambre, ya no podía más y como estaba tan débil para cazar lo único que pude hacer es volver a esa casa, primero el miedo me recorría las venas, cuando iba por el muro me vieron y salí corriendo poseída por el terror, al cabo de un rato volví porque ya no podía más, pase por donde la otra vez y me caí a medio camino de lo débil que estaba, después conseguí quedarme en un huequecito cerca de donde me dieron de comer, me quedé hay todo el rato, no tenía fuerzas para moverme, ellos me dieron comida y la comí, pero no tenía fuerza para más, ni siquiera me movía para hacer mis necesidades, las hacía allí y entonces sabía que todo había acabado para mí aunque seguí luchando con mis últimas fuerzas para comer...
Al cabo de unos días sabía que estaba a punto de morir cuando en menos que un gato maúlla un chico me cogió y me metió en una caja con asas y con rejas como una puerta, me metieron en un coche y de repente me dí cuenta que el coche se movía y hacia un sonido extraño, cuando me dí cuenta miré por las rejas y estaba en una calle, entrando a un veterinario, estuvimos ahí un par de minutos hasta que me pasaron a otra sala muy brillante llena de luces molestas y una chica aparte de las otras dos personas que me llevaban, resumiendo: La chica me examinó entera de arriba a abajo, me bañó, me metió suero y me dejaron ingresada unos pocos días, después cuando volví a mi nuevo hogar, poco a poco fui mejorando, engordando, el pelo me crecía y ya comía bastante bien... Al final pasaron semanas y esas personas eran mis nuevos dueños, me metieron limpia en su casa, me alimentaron, nunca me dejaron salir de casa hasta que mi pelo estaba bastante largo, porque al salir, podría rasguñarme la piel, y no soportaría el frío sin mi pelo, al final me creció mi pelo y me dejaron salir, me hice amiga de esas dos bolas de pelo saltarinas a las que llaman Yan e Isis, al principio yo jugaba con ellos pero pasaban de mí porque era rara, era otra integrante nueva en la familia y me tenían miedo pero después Isis y yo nos hicimos grandes amigas, vamos juntas a comer y nos echamos juntas a tomar una siesta por las tardes, lo que descubrieron antes de dejarme salir de la casa es que estaba embarazada, pero con la intoxicación perdí a mis hermosos cachorros y aunque ahora no tenga cachorros, tengo a mis dos amigos peludos y a mis dueños que me dan mimos, mi historia fue larga pero no conseguí resumir lo más emocionante que me ha pasado en la vida, aunque preferiría no haber sufrido tanto como sufrí con la intoxicación... ¡Espero que os haya encantado mi historia!
Os dedico un ronroneo gigante y un suave mordisquito de amor...
Prrrrrrrrrrrrrrrrrrr.....

5 ago. 2013

Me llamo Isis :3


¡Hola de nuevo!... Espero que os gustase la historia de Yan y sus fotos, porque... ¡Es una cara guapa!
Y como ya supondréis, esta es otra historia, esta vez es de nuestra ricura de gata llamada Isis.

¡Prr, Prr! Yo era una gata callejera de unos 4 o 5 meses aproximadamente que buscaba comida...
Un día me metí en la casa de los que hoy son mis dueños, yo al principio era desconfiada como todos los gatos, pero me dí cuenta de que todos los días tenía allí una comida fija en un plato y eso me facilitaba bastante las cosas... Después, fui cogiendo confianza, hasta dejarme acariciar...Y en un tiempo aunque fuese una gata callejera se podía decir que eran mis dueños... También quiero aclarar que yo aparecí por así decir en sus vidas antes que Yan, yo ya tenía un poquito de confianza cuando el entró en nuestra familia, primero era una bola de pelo gris chillona que andaba tambaleándose y olisqueando todo cuanto veía, era normal, aún era un cachorro, fuimos creciendo juntos como hermanos hasta llegar a donde estamos, (yo ahora no juego mucho con él pero sigue siendo como un hermanito para mí) espero que os haya gustado mi historia... ¡Os dedico el ronroneo más cariñoso del mundo! Prrrr, Prrrrrr.....

2 ago. 2013

Me llamo Yan :3


¡Hola! Bienvenidos a la presentación de Yan, donde él mismo os contará su historia...

¡Miau! Como bien os han dicho ellas, os contaré mi historia... Cuando yo nací desgraciadamente mi madre no me quiso, como ella me rechazaba el señor que tenía su casa y sus territorios prácticamente donde mi madre dio a luz, decidió cogerme ya que moriría por no tener madre que me cuidase, y como el no podía hacerse cargo de mí, pensó que sería buena idea regalárselo a algún vecino, y así llegué hasta la casa de mis papis, ellos querían una mascota y además era una bolita de pelo gris encantadora a la que no pudieron resistirse, por no mencionar que mi mami estaba loca conmigo ya que ella nunca había tenido una mascota y los gatos le gustaban aunque prefería los perros, pero cuando me vio, cambió de opinión y ahora le encantan los gatos y por ello me cogieron, me cuidaron, me alimentaron... Al principio estaba débil porque no tenía a mi mami pero después me hice fuerte, con el tiempo, hasta llegar a ser un gato que está a punto de cumplir un año.
¡Espero que os gustase mi historia!
Os dedico un ronroneo amistoso.
Prrrrrr, Prrrrrr.